Feeds:
Entradas
Comentarios

Odio la gente imputual

Eso.. el titulo.. COMO LOS ODIO!!

O sea.. escuchame.. te invite a las 21:30.. no a las 22.15 !! Esa mania de la gente de que porque lo invitaste a las 21 tenes que llegar media hora tarde… Alguien me puede explicar porque?!.. Siempre lo mismo.. un cumpleaños.. y si voy solo (Porque koty de puntual no tiene ni el reloj) siempre soy el primer gil… Y para peor, el que te estaba esperando te dice “dije a las 21:00 para que caigan 22:00.. 22.30”.. PORQUE BONGA NO ME INVITASTE A LAS 22.30 ENTONCES?! PEDAZO DE MAMEEERTO!..

Por el amor de dios.. como me jode….

Hoy me inspiré para quejarme.. que buenoo😉

Maldito GOOGLE y su Chrome

Google, toy MUY enojado con vos porque no me hiciste una version de Google Chrome Beta para Linux.. Como puede ser que haces un browser open source y lo sacas en un OS privativo?! MALA PERSONA!!

Ahora me tengo que quedar con todas las ganas de proarlo.. y encima todo el mundo por AIM.. ¿PROBASTE CHROME???!! ESTA BUENISIMO!!.. pero porque no te haces un enema con cromo.. GIL!!!!!!

De las caras de culo

O de una en particular, mejor dicho. Sí. Hay una cara de orto en particular que me rompe soberanamente las pelotas (y acá se fue toda la sutileza por el caño).

Resulta que las personas, en algunos momentos tenemos cara de culo porque el día no ayuda, porque nos fue mal en algo, porque se nos cagaron los planes, porque nos dejaron plantadas/os, etc y miles de etc más. Y esos rostos de disgusto con vaya-a-saber-usted-con-qué son entendibles, porque si uno pregunta si está todo bien o si le pasa algo, nos van a saber explicar.

Pero no. Esta cara de culo es particular, y tiene algo que me molesta mucho: no saber si la mina que la porta tiene un problema de expresión facial, tiene la constante sensación de estar oliendo mierda, si su ego es lo suficientemente alto como para estar pensando “qué hago yo acá con todos estos tontos que no sirven para nada, si yo estoy para un nivel más alto que esto”. No sé, me da un poco de lástima a veces, porque no la conozco y no se que puede estar pasando en su vida como para que esté así; eso lo pensé los dos primeros días de clase, pero cuando el tiempo pasó y vi que era un nuevo caso de “cara de culo crónica”, me jodió.

A la cara de culo, le tenemos que sumar la predisposición que tiene para saludar. A ver, flaca, si llego a la facultad y vos estás hablando con nuestros compañeros -a los cuales yo también conozco- y empiezo a saludar uno por uno, a vos también te voy a dar un beso y decirte “hola”, no me pongas cara de “que me saludas a mi, si nunca te dirijo la plabra”. Cortesía, eso es, pelotuda; porque si por mí fuera ni te miro, pero soy educada.

Además, una vez sentadas en el curso (yo me siento en la fila de al lado, un par de lugares más atrás) te das vuelta para mirarme y ponerme cara de otro. Particularmente a mí (si! no te creas que no me doy cuenta) que ni me conoces, nunca entablaste conversación conmigo ni nada. ¿Me tendrás envidia? jajaja no sé, pero de seguro que pensás que puedo llegar a ser una amenaza para vos. Y si no es así, andá del mismo cirujano que te hizo las tetas para que te arregle la cara (yo, hubiera empezado por ahí).

Asi que ya sabés, cara de “estoy oliendo huevos en mal estado”, chupate esta mandarina y dejate de romper las pelotas, que ya demasiado agitadas están las cosas como para que vos le pongas cara de orto a la vida. disfrutá un poquito, que cuando estés vieja (además de cascarrabias) vas a lamentar no haber sido un poco más optimista y ponerle un poco de sabor a la cuestión.

Sobre algunos hombres…

He regresado, si que si. Esta vez para descargar mi bronca hacia cierto grupo de hombres… esos que nos tienen de un lado al otro, sin saber qué es lo que quieren, buscan, pretenden. Desafortunadamente abundan y la verdad es que resulta un tanto molesto: te gusto o no te gusto, flaco, es asi!!!!! no hay vueltas que darle.

Está bien, a veces alguien puede gustar físicamente, pero que hace uso del 1% de su cerebro (fútbol o él mismo) en algunos casos; en otros el físico no ayuda pero el resto de las cualidades hacen que nos enamoremos de ellos; y luego están los lindos e inteligentes, aunque no es taaaaaaan frecuente jajajaja. De todas formas, esta es una división muy burda, de todo hay millones de grises. Lo mismo se puede aplicar a las mujeres, eh! ojo! que no sólo hay hombre estúpidos, minas locas y tontas también hay.

Pero estan ellos… los que vienen y te buscan una y otra vez, hasta el hartazgo… pero no es de pesado, sino que a nosotras nos gusta que nos busquen así.. sobre todo ESE hombre en particular. Lo malo, es que rara vez se concreta algún encuentro (por más que ellos lo propongan) y cuando una da alguna idea siempre hay alguna excusa de por medio; ni hablar si ya se vieron una vez. Sin embargo, se llenan la boca diciendo que sos hermosa, divina, que no hay mujeres como vos, que planean casarse con vos y que si por ellos fuera lo harían ahora mismo; pero al final, todo queda en simples palabras: “words are easy”. En mi experiencia personal pueden estar pasando estas cosas:

  • Que no te quiera volver a ver ni en figurita, y sólo te tira los perros para hacerse el galán y tenerte “ahí” para cuando tenga ganas. Lo cual nos da una idea del tipo de hombre que es, y también nos da pie a que tomemos venganza y lo rechacemos (haciéndole tragar su orgullo).
  • Que sea un cagón. Lo cual puede estar dado por malas experiencias anteriores.
  • Que sea histérico y no sepa qué es lo que quiere.
  • Que sea un boludo.

En fin, a lo que voy es que: si señores, hay mujeres a las que le gusta que les histeriqueen, le mientan, las vuelteen, está lleno.. y me atrevo a decir que a la mayoría les gusta. PERO estamos las que preferimos la cruda verdad a una estúpida mentira, las que queremos que nos sean concretos (no te digo ir a los bifes de una, pero sí decime que querés salir conmigo, pooooooor lo menos!), las que preferimos a un hombre que nos respete y no nos vean como un pedazo de asado, jugoso…ese que lo comés una vez en tu vida nada más, porque después no vas a enocontrar a alguien que lo haga tan rico. No. Queremos hombres que se hagan cargo de lo que quieren, de lo que buscan. Queremos hombres que no sean puro “bla bla”, estamos hartas de eso, HARTAS. A ver si alguno se aviva y se deja de joder, capaz encuentra una mina que valga la pena y no una de esas tantas nuevas “putitas” que andan por ahí.

Asique ya saben: hombres de verdad tienen mujeres de verdad…MEDIA PILA POR FAVOOOOOOOORRRRR!!!!!!

…y de cualquier institución educativa: el profesor que se jacta de que la única materia -y la más importante- es la que dicta él (o ella).
Si. Resulta que cuando uno asiste a la universidad o al colegio secundario se encuentra con varias materias que son nuevas, que requieren más atención o que simplemente están allí para rellenar programa y arruinarnos la vida. Sin embargo, el problema no es ese, sino los profesores.

Claro, cada uno de los educadores nos dan muchas actividades para realizar, excusándose de que ESA materia es la más importante de la carrera, que DEBEMOS ser profesionales capaces de lidiar con grandes cantidades de trabajo y que ya somos GRANDES para hacernos responsables de esas actividades.

No. Sepan desde ya que NO. En primer lugar ESA no es la materia más importante, es más, resulta la más pedorra de toda la carrera, la que está para rompernos los kinotos y quitarnos tiempo para otras materias que sí son importantes y nos interesan.

En segundo término, ¿quién dijo que a los 20 años queremos lidiar con tanta carga de trabajo? Está bien, tenemos que “entrenarnos” para lo que se nos viene una vez terminada la carrera, pero, bien sabemos que para poder manejarnos no sólo necesitamos de la práctica que nos da la universidad, sino que debemos hacer experiencia en un ámbito laboral. O sea, salimos bien en pelotas de la facultad, aún teniendo esas cantidades alevosas de trabajos.

Por último, grandes? Si. Lo somos. Pero también somos chicos, jóvenes con ganas de vivir y disfrutar de esa juventud. ¿Para qué tener 50 años a los 20? También nos hacemos responsables de lo que hacemos -o por lo menos la mayoría (tema de otro post)- e incluso muchos trabajan para poder estudiar. ¿Acaso no es eso hacerse responsable? Al final, el discurso de “sos grande para…” y “sos chico para…” se adapta, o mejor dicho, lo adaptan según las circunstancias. Nos manejan con ese discurso tan tonto (o muy inteligente) para el lado que ellos quieren.

A todos ustedes, profesores que tienen los humitos bien arriba y ejercen coerción sobre sos alumnos, les digo: guárdense el ego en el bolsillo, que así no llegamos a ninguna parte, sólo a crear más egocéntricos y a ganarse la bronca de los alumnos y una buena referencia a quien es o haya sido su madre.

Mañanas Facultativas

Como odio levantarme temprano, tener que llegar a las corridas a la facu (Porque a la profe se le canta que si llegas 8:01 no entras) no tener lugar para sentarme, terminar en cualquier lugar del aula, donde no veo nada ni escucho nada, encima seguro que al lado del par de giles que no hacen mas que hinchar las bolas toda la clase y seguro que ese día te toca que lo cagan a pedos y la ligas vos de onda porque estabas al lado. Lo odio, porque la profesora entra a quejarse, famosa profesora que no tiene ni ganas de estar parada ahí en frente.

Que porque tienen remera?, porque el pelo largo?, en mi época… camisa, todos usaban camisa, las mujeres venían de vestir, que eso eso de los jeans?. Chicos, es lo que hay, es la realidad que nos tocó vivir, esta carrera es muy machista, acá las mujeres siempre van a tener la razón. Por dios!, porque no te haces atender!!
Es impresionante, a esta mina seguro que le paso algo grave con un hombre. Encima se hace la heavy, y resulta que esta las 2 horas de clase hablando de cualquier otra cosa!. Hace 2 clases que no pasa nada mas que leer avisos del diario.. Deci que toman asistencia, sino no me vió mas.

Pero es buena onda… Cuando tiene ganas.

Primer Post (Mio)

Inaugorolo de ésta forma.

Como odio la gente que no se pone las pilas. Odio que la gente espere que las cosas le vengan del cielo y se sienten en los laureles. Odio que esperen que otros hagan las cosas y despues encima tengan la puta costumbre de venir y quejarse. Odio que no muevan el orto si no les regalas algo (un certificado) y odio que cuando uno pone huevos, venga ese otro tarado a tirarte toda la idea por el balcón.

Vagos de mierda!, ponganse las pilas!, hagan algo!. Voy a terminar haciendo un ciclo de charlas con 1 charla (y va a ser mía).